Se sabe que los drones actuales tienen cierta protección contra colisiones, como pequeños marcos que cubren las aspas, por ejemplo. Pero son solo parachoques, no garantizan la seguridad del dron como tal.

Los drones están hechos para utilizarse en diversas situaciones, en las cuales pueden verse afectados ellos mismos o incluso poner en un peligro innecesarios a personas u objetos importantes. Para solucionar esto o ampliar las posibilidades de proteger el dron y su parte central, unos ingenieros chinos de la Universidad de la Ciudad de Hong Kong, Jing Shu y Pakpong Chirarattananon diseñaron lo más parecido a una armadura que le permite al dron doblarse inmediatamente cuando detecte una colisión, protegiendo la parte central del UAV.

En su mayoría, la nueva armadura o carcasa está compuesta de dos capas de fibra de vidrio con una película de poliamida entre ellas. Dicha fibra fue cortada casi a la mitad y es lo que le permite al dron plegarse para evitar la colisión.

El activador del mecanismo se instaló en los extremos de los rieles del dron. Cuando éstos se presionan, la carcasa hace su trabajo: se dobla hacia adentro por encima. Cada parte está interconectada gracias a un engranaje central, esto permite a los rieles doblarse simultáneamente.

El procedimiento solo tarda 0,15 segundos desde que la colisión es detectada. Este cálculo se hizo gracias a experimentos con un mecanismo estático fijo y un dron volando.

Fuente :: N+1

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest
Share on linkedin
LinkedIn
Share on tumblr
Tumblr
alojamiento wordpress
hosting joomla confiable en español

Deja un comentario

Diseñado por Tiger Fénix ©2019 Ignibits. Versión 0.5.