La ironía de siempre, la ironía de toda la vida: los que te ofrecen más privacidad son los que más quieren escuchar tus conversaciones privadas, y si, en varios idiomas. Apple, al igual que otras grandes compañías del sector, tienen como bandera la privacidad de sus usuarios e incluso la recalcan cuando presentan algún nuevo producto al público o a la prensa.

La compañía de la manzana tiene transcriptores subcontratados también en España y escuchan conversaciones privadas en varios idiomas. Según las compañías subcontratadas, lo hacen para el desarrollo de la inteligencia artificial y mejorar el rendimiento del software. Y según Apple:

«Estos audios no se relacionan en ningún momento con los usuarios y se escuchan y analizan para mejorar lo que entiende la máquina, para entender acentos y formas diferentes de hablar.”

Los que han trabajado en las subcontratadas se encargaron de analizar las conversaciones privadas y las peticiones de búsqueda que los usuarios realizan a Siri, «y también muchas barbaridades» como le relata uno de ellos al diario El País. Apple, en su política de privacidad lo explica de la siguiente manera: «Cuando un dispositivo recoge algún dato, Apple es transparente al respecto informando al usuario y los disocia del perfil del usuario». Esto quiere decir que los audios ya grabados no los relaciona con el código de algún usuario en específico, manteniendo el anonimato de dicha grabación y, por consecuencia, la privacidad. Pero el otro problema es lo que escuchen los transcriptores, no se puede controlar la posibilidad de que escuchen datos sensibles…

«Trabajamos para proteger la privacidad, por eso nunca se asocia ningún fichero con un usuario concreto»

dicen desde Apple

¿Y nuestros datos personales?

Mientras las grandes compañías tecnológicas escuchan datos personales sensibles nuestros, sin que nadie diga nada, organismos como la Unión Europea se encargan de poner limitaciones no tan útiles a los sitios web, incluso a los que están comenzando, para solo notificar al usuario que sus datos se guardan temporalmente para mejorar su experiencia en el sitio, enviarle información de utilidad o cualquier otro objetivo que tenga el sitio web al que el usuario está accediendo.

Sin embargo, las grandes compañías pueden escuchar datos personales que no tengan relación alguna con sus bases de datos, como por ejemplo, nombres, correos electrónicos, datos de identificación y hasta contraseñas, sin discriminación alguna. ¿Hasta qué punto se pueden proteger los datos más personales como estos? ¿Y si le preguntas al usuario si quieren que graben sus conversaciones?

«Así, justo así… ¡Qué rico!»

Los ex-empleados recuerdan que incluso han escuchado a personas gimiendo teniendo sexo, más de una vez. Recordemos que el asistente virtual no funciona solo en los iPhone, también en las tablets, las Mac, los relojes y los HomPod, y algunos empleados señalan que la gran mayoría de las grabaciones comienzan con el comando que activa a Siri. De esta manera, ellos suponen que cuando tienen sexo, activan a Siri sin darse cuenta y se graban jadeando, saltando… y todo eso…

Fuente :: El País

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest
Share on linkedin
LinkedIn
Share on tumblr
Tumblr
alojamiento wordpress
hosting joomla confiable en español

Deja un comentario

Diseñado por Tiger Fénix ©2019 Ignibits. Versión 0.5.