Definitivamente el final de esta década está dedicado a los múltiples avances en inteligencia artificial en la que tanto se ha investigado. En el Instituto de Tecnología de Massachusetts (MIT), específicamente en el Laboratorio de Inteligencia Artificial y Computación han desarrollado un nuevo modelo de predicción de inteligencia artificial basado en el deep learning (aprendizaje profundo) que es capaz de anticipar el desarrollo del cáncer de mama hasta con cinco años de anticipación.

Los investigadores también revisaron y reconocieron otros proyectos similares, pero basados de manera abrumadora en pacientes de piel blanca y decidieron crear su propio modelo que asegure una mayor precisión tanto para mujeres blancas como para negras. Hay que discriminar en este caso particular sin incurrir en racismo, ya que la población femenina de piel negra tiene 42% más de probabilidades de morir por cáncer de mama que las de piel blanca.

El MIT dice que su trabajo en el desarrollo de esta técnica estuvo orientado específicamente a hacer que la evaluación de los riesgos para la salud de esta naturaleza sea más precisa para las minorías, ya que no suelen estar frecuentemente representadas en el desarrollo de modelos de aprendizaje profundo.

El sistema experto

La herramienta de inteligencia artificial del MIT está capacitada con datos de más de 60.000 pacientes y 90.000 imágenes de mamografías del Hospital General de Massachusetts, utilizando el aprendizaje profundo para identificar patrones y, finalmente, predecir si habrá cáncer.

La ventaja de esta herramienta es que no está basada en suposiciones provenientes de profesionales clínicos humanos ni factores de riesgo. Los resultados obtenidos con la herramienta del MIT han arrojado mucha más precisión, sobretodo en el descubrimiento predictivo previo al diagnóstico.

La finalidad es detectar a tiempo la patología y eliminar la posibilidad actual del diagnóstico tardío, de esta forma también se ayuda a los profesionales de la salud a armar un programa de detección. El MIT dice que la técnica desarrollada también podría utilizarse para detectar otras enfermedades con mayor precisión, haciendo referencia al caso exitoso del cáncer de mama, de hecho, «eso esperan», según sus palabras.

Lo mejor de todo esto es que ya tenemos muchas sospechas que esta década será cuando finalmente se logren avances significativos en el campo de la inteligencia artificial, la cual se viene investigando desde hace aproximadamente unos 50 años. Nunca ha tomado tanto protagonismo como ahora.

Fuente :: TechCrunch

Share on facebook
Facebook
Share on twitter
Twitter
Share on pinterest
Pinterest
Share on linkedin
LinkedIn
Share on tumblr
Tumblr
alojamiento wordpress
hosting joomla confiable en español

Deja un comentario

Diseñado por Tiger Fénix ©2019 Ignibits. Versión 0.5.